Show simple item record

dc.contributor.advisorRubio Árias, Jacobo Ángel
dc.contributor.advisorAlcaraz Ramón, Pedro Emilio
dc.contributor.authorMarín Cascales, Elena
dc.date.accessioned2017-11-21T10:16:18Z
dc.date.available2017-11-21T10:16:18Z
dc.date.created2017
dc.date.issued2017
dc.date.submitted2017-09-28
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10952/2615
dc.description.abstractEl proceso de envejecimiento está relacionado con un conjunto de cambios fisiológicos que afectan a la función de los distintos sistemas corporales e implica un aumento en la prevalencia de enfermedades. Con el paso de los años, y en relación a la composición corporal, se produce un incremento de la masa grasa y una pérdida acelerada de la masa muscular y ósea, que conlleva a la aparición de diversas patologías asociadas como la obesidad, sarcopenia, obesidad sarcopénica u osteoporosis. Dichos cambios son más acentuados en mujeres, debido a los déficits hormonales que ocurren como consecuencia de la etapa menopáusica. Se ha demostrado que un estilo de vida activo se relaciona de manera positiva con una mejora de la condición física y con modificaciones de la composición corporal. Entre los métodos de entrenamiento que han encontrado mejoras en estas variables, y como alternativa a programas de entrenamiento tradicionales, se ha promovido el entrenamiento vibratorio y el multi-componente. Sin embargo, los resultados son contradictorios en mujeres postmenopáusicas. En la presente tesis doctoral se pretende realizar una actualización de la bibliografía sobre el entrenamiento vibratorio y el multi-componente y sus efectos sobre la masa muscular y la masa ósea en mujeres postmenopáusicas. Además, en este proyecto se persigue analizar los efectos de dos protocolos de entrenamiento, vibratorio y multi-componente, sobre la composición corporal y la fuerza y determinar cuál de ellos genera mayores adaptaciones en mujeres postmenopáusicas. La revisión de la bibliografía indica que el entrenamiento vibratorio produce efectos sobre la masa ósea de la columna lumbar en mujeres postmenopáusicas. Además, en base a los resultados del presente trabajo, protocolos de entrenamiento vibratorio (3 sesiones por semana, 35-40 Hz, 4 mm, 5-11 series de 1 min, duración entre 12 a 24 semanas) se pueden recomendar para disminuir el contenido graso, aumentar la masa muscular, y mejorar la fuerza de los extensores de rodilla, flexores plantares, eversores e inversores de tobillo. Por otro lado, a partir de los estudios encontrados y las recomendaciones halladas en la literatura científica revisada, el entrenamiento multi-componente puede generar adaptaciones positivas sobre la masa muscular y ósea en mujeres postmenopáusicas y mayores. Asimismo, protocolos de entrenamiento multi-componente en los que se combinen entrenamiento aérobico con ejercicios de impacto (3 sesiones por semana, 30-60 min, 50-75% de la frecuencia cardíaca de reserva, duración entre 12 a 24 semanas) también pueden ser beneficiosos para disminuir el contenido graso, aumentar la masa muscular, e incrementar la fuerza de los extensores de rodilla, eversores e inversores, flexores plantares y dorsales de tobillo.es
dc.language.isoeses
dc.rightsAttribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/*
dc.subjectComposición del cuerpoes
dc.subjectFisiología del ejercicioes
dc.subjectOsteologíaes
dc.subjectEnvejecimiento de la Poblaciónes
dc.titleEfectos del Entrenamiento Vibratorio y del Multi-componente sobre la composición corporal y la fuerza en mujeres postmenopáusicas.es
dc.typedoctoralThesises
dc.rights.accessRightsopenAccesses
dc.description.disciplineActividad Física y Deportees


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 Internacional