Show simple item record

dc.contributor.advisorCinesi Gómez, Lorenzo
dc.contributor.advisorGarcía Medina, Vicente
dc.contributor.authorPuerta Sales, Alejandro
dc.date.accessioned2016-07-14T12:41:42Z
dc.date.available2016-07-14T12:41:42Z
dc.date.created2016
dc.date.issued2016-07-14
dc.date.submitted2016-07-14
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10952/1841
dc.description.abstractDesde la publicación del artículo de Brochard, el manejo de la insuficiencia respiratoria aguda (IRA) o crónica agudizada (IRCA) en los Servicios de Urgencias sufrió un giro espectacular. Este artículo demostraba que el uso de la ventilación mecánica no invasiva (VMNI) mejoraba la supervivencia de los pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con insuficiencia respiratoria (IR) hipercápnica. A pesar del uso de la VMNI en estos pacientes con IR, siguen presentando una alta mortalidad. En estos pacientes con IR, entre otras alteraciones, puede estar afectada la función de los músculos de la caja torácica, principalmente del diafragma (la movilidad diafragmática, como veremos, se correlaciona con los parámetros de función pulmonar que cuantifican la obstrucción de la vía aérea). Los pacientes con EPOC, por ejemplo, tienen una reducción en la movilidad diafragmática, relacionada con la obstrucción de la vía aérea (la limitación del flujo espiratorio es la clave del EPOC) y con la hiperinsuflación pulmonar. A pesar de los recientes avances en la imagen de tórax, la radiografía simple (RXS) continúa siendo el pilar del diagnóstico de muchas patologías pulmonares, así como de los pacientes con IRA. En la mayoría de los casos es la primera (y frecuentemente la única) prueba diagnóstica que se realiza en pacientes en los que se sospecha o se sabe que se tiene alguna alteración torácica. En los Estados Unidos, y probablemente en el resto del mundo, la radiografía de tórax (RXT) persiste como la prueba de imagen más realizada. Por otro lado, al tener los pacientes con IRA capacidades físicas disminuidas y en los cuales es aconsejable la vigilancia estrecha (no estando indicado el traslado al Servicio de Radiodiagnóstico), la prueba de imagen de elección para una valoración inicial del tórax (la RXT) debe de realizarse donde se encuentra el paciente, siendo así necesaria la utilización de equipos portátiles para tomar las radiografías de tórax portátiles (RXTP). Aunque las RXPT pueden tener una calidad subóptima, existen marcadores anatómicos claros que pueden ser utilizados como guía para realizar mediciones, como pueden ser las costillas o las vértebras. De esta manera el personal sanitario no experto en la lectura de radiografías puede utilizarlas cómodamente sin la necesidad de realizar modificaciones en la imagen para mejorar la calidad o centrarse en la valoración de aspectos más específicos que pueden escaparse a su formación. La valoración cualitativa de los pulmones se realiza de forma inconsciente por una gran parte de los clínicos que manejan RXT. La valoración cuantitativa del pulmón que permite la correlación con su funcionamiento es posible realizando las correctas mediciones en las RXT. Además, en los pacientes con cooperación limitada, las mediciones mediante las RXT son más sencillas que las mediciones fisiológicas, y también menos costosas. La medición de los volúmenes pulmonares ha sido un estudio clásico dentro de la Radiología, como lo ha sido la valoración de los signos apreciados en pacientes con EPOC para poder definir el grado de severidad de la enfermedad. Para la valoración de la capacidad pronóstica de la RXTP nos encontramos con un vacío de evidencia científica, no sólo para la IR sino para otros tipos de alteraciones torácicas. En este estudio recogemos durante dos años seguidos los datos (variables demográficas, analíticas, radiológicas, antecedentes personales, diagnóstico y destino) de los pacientes que acudieron al Servicio de Urgencias con IRA y que requirieron VMNI, realizando un seguimiento de un año tras el ingreso, y los analizamos para valorar su posible factor pronóstico con la supervivencia de los pacientes. Tras realizar el análisis estadístico, se demuestra la relación estadísticamente significativa de la medición radiológica definida como ángulo 1 con la supervivencia, de tal manera que si es inferior o igual a 15º existe una mayor mortalidad. El ángulo 1 se obtiene de forma indirecta, utilizando los datos de la anchura del hemitórax derecho desde el margen interno de las costillas hasta la apófisis espinosa de los cuerpos vertebrales, y la altura del hemidiafragma derecho, por lo que esta medición se encuentra relacionada con el aplanamiento diafragmático.es
dc.language.isoeses
dc.rightsReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/
dc.subjectRadiologíaes
dc.subjectPatología Clínicaes
dc.subjectEnfermedades Pulmonareses
dc.subjectMortalidades
dc.titleLa radiografía portátil de tórax como factor pronóstico en los pacientes sometidos a ventilación mecánica no invasivaes
dc.typedoctoralThesises
dc.rights.accessRightsopenAccesses
dc.description.disciplineMedicina


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España
Except where otherwise noted, this item's license is described as Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España