Show simple item record

dc.contributor.advisorLozano Guadalajara, Juan Vicente
dc.contributor.advisorRíos Díaz, José
dc.contributor.authorMurcia González, María Antonia
dc.date.accessioned2014-04-08T10:15:38Z
dc.date.available2014-04-08T10:15:38Z
dc.date.created2014-01-21
dc.date.issued2014-01-21
dc.date.submitted2014-01-21
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10952/732
dc.description.abstractINTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN: El tortícolis muscular congénito (TMC) es una patología muy frecuente que se presenta en el recién nacido o en el niño de pocas semanas, y que afecta al músculo esternocleidomastoideo (ECM). Produce un acortamiento del ECM dando una actitud postural patológica en la posición de la cabeza y una limitación de la movilidad cervical. El tratamiento del TMC es conservador y consiste en fisioterapia y la indicación de consejos posturales a los padres del niño para que corrijan la actitud postural patológica de la cabeza de su hijo. La valoración fisioterápica en el TMC es de gran importancia debido a que esta patología puede dar repercusiones en la movilidad cervical por el acortamiento del ECM y la postura patológica que el niño mantiene de forma continua. Una adecuada exploración fisioterápica favorecerá que el fisioterapeuta pueda conocer todas las limitaciones que ocasiona la patología, pudiendo aplicar los objetivos del tratamiento de fisioterapia en base a los resultados de la exploración. El ECM es un músculo de grandes dimensiones, que se relaciona con estructuras anatómicas a través de sus inserciones musculares y la fascia cervical superficial. En este trabajo se propone ampliar el protocolo de valoración fisioterápico en los niños con TMC incluyendo test manuales para valorar la movilidad cervical segmentaria, la movilidad del hueso hioides y de la articulación esternoclavicular. El objetivo es evidenciar si se encuentran disfunciones en la movilidad de estas estructuras en niños con TMC. MATERIAL Y MÉTODOS: El presente trabajo es un estudio observacional descriptivo transversal en el que se incluyó a una población de 60 niños de TMC con edades comprendidas entre los 0 y 12 meses, que estuvieran recibiendo tratamiento de fisioterapia en las unidades de rehabilitación de los hospitales de la región de Murcia. Se realizó un protocolo de valoración fisioterápica en el que se incluyeron test manuales para valorar la movilidad cervical segmentaria (de los niveles C0-C1, C1-C2, C2-C3 y C6-C7), la movilidad del hueso hioides y de la articulación esternoclavicular, además de la valoración habitual empleada en fisioterapia en estos pacientes. Además se realizó un estudio de fiabilidad intraexaminador de todas las maniobras empleadas, tanto en niños con TMC como en niños sanos, para ver la reproducibilidad de las mismas. Se hizo un cuestionario a los padres de los niños para recoger información sobre hábitos posturales en casa para comprobar si las posiciones que mantienen son adecuadas o incorrectas.RESULTADOS: Se obtuvieron valores del CCI por encima de 0.90 para las rotaciones cervicales medidas mediante goniómetro en el estudio de fiabilidad tanto en niños con TMC como en niños sanos. Los valores del coeficiente de Kappa para la movilidad cervical sementaria estuvieron comprendidos entre 0.58 y 0.99, y para la movilidad de hioides y de articulación esternoclavicular el valor de Kappa fue de 1, tanto en niños con TMC como en niños sanos. Se halló un porcentaje elevado de disfunciones en lateroflexión y rotación en posición de flexión en los segmentos cervicales valorados, coincidiendo la disfunción en la movilidad con el lado del tortícolis. En posición de extensión, se encontraron disfunciones en la rotación hacia el lado del tortícolis por encima del 50% en todos los niveles segmentarios valorados. Sin embargo, en la lateroflexión en posición de extensión se observó un número reducido de disfunciones. En la movilidad del hueso hioides se hallaron restricciones de la movilidad en el sentido de movimiento contrario al tortícolis en el 50% de los niños con TMC derecho, y en el 63.2% de los niños con TMC izquierdo. Sin embargo, la movilidad vertical del hioides no pudo ser valorada en muchos casos debido a las dismensiones de la región cervical. En la movilidad esternoclavicular se observó que el 95,5% de los casos con TMC derecho tenía una disfunción en la articulación esternoclavicular derecha, mientras que el 63.2% de los niños con TMC izquierdo, tenía disfunción en la arficulación izquierda. Los resultados del cuestionario de hábitos posturales realizado a los padres de los niños con TMC mostraron que las posiciones que el niño tiende a mantener en casa suelen ser en actitud de acortamiento del ECM afectado en la mayoría de los casos. Recoger estos datos sobre los hábitos posturales del niño es muy importante para el fisioterapeuta, ya que en base a esta información se le ofrecerán los consejos posturales adecuados para que corrijan la posición de la cabeza de su hijo. DISCUSIÓN: Pese a que los resultados del estudio de fiabilidad intraexaminador fueron favorables, hubiera sido recomendable medir la fiabilidad interexaminador y validar los test empleados para ofrecer resultados más relevantes. En cuanto al protocolo de valoración realizado a los niños con TMC queda clara la tendencia a encontrar disfunciones en la movilidad cervical segmentaria en el sentido de movimiento que coincide con el lado del tortícolis. Habría que incluir la totalidad de la columna cervical en la exploración de estos parámetros de movilidad en los niños con TMC para conocer si esa tendencia a la disfunción en la movilidad segmentaria se puede extrapolar a todos los niveles vertabrales. Aunque se observó un porcentaje elevado de disfunciones en la movilidad lateral del hioides en los niños con TMC no pudo valorarse la movilidad vertical. Serían necesarios más estudios para poder concretar si el hioides tiende a limitar su movilidad por la patología del ECM en los niños con TMC. La articulación esternoclavicular parece mostrar repercusiones en la elasticidad en sentido posterior en los niños con TMC por la tensión en el ECM del mismo lado. Aunque se observó una marcada tendencia en la restricción de la movilidad inducida en esta articulación, podría ampliarse su exploración con una valoración de su movilidad en otros sentidos de movimiento. El cuestionario de hábitos posturales que se hizo a los padres de los niños con TMC ofreció datos que evidenciaban la tendencia de los niños al mantenimiento de posiciones que favorecen el acortamiento del ECM. La validación de este cuestinario sería aconsejable para futuros estudios. CONCLUSIONES: Se encontró una asociación estadísticamente significativa entre el sentido de las disfunciones encontradas en la movilidad segmentaria cervical y la lateralidad del tortícolis. Los niveles vertebrales con mayor número de disfunciones fueron C0-C1 y C1-C2. Se observó una asociación entre la disfunción de la movilidad lateral del hioides en sentido contrario al tortícolis. Las disfunciones en la movilidad inducida de la articulación esternoclavicular mostraron asociación en la misma dirección que la lateralidad del tortícolis.es
dc.language.isoeses
dc.rightsReconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/3.0/es/
dc.subjectFisioterapiaes
dc.subjectPediatríaes
dc.subjectPatología Clínicaes
dc.titleValoración de la disfunción en la movilidad segmentaria cervical, del hueso hioides y de la articulación esternoclavicular en niños con tortícolis muscular congénitoes
dc.typedoctoralThesises
dc.rights.accessRightsopenAccesses
dc.description.disciplineTerapia y Rehabilitación


Files in this item

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España
Except where otherwise noted, this item's license is described as Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España